Filtros de agua para cultivos hidropónicos y el riego de plantas y jardines

Importancia del calcio y el magnesio en las plantas

En el cultivo a menudo pasamos por alto la importancia de dos nutrientes fundamentales para las plantas: el calcio y el magnesio en las plantas. Si proporcionamos estos dos nutrientes  a los cultivos en las cantidades adecuadas, garantizaremos unos mejores resultados.

El calcio proporciona a las plantas un tronco y unas hojas más fuertes. Cuando la planta absorbe el calcio, se crea la pectina, la sustancia que une y protege las membranas celulares de la planta, fortaleciendo así su sistema vascular. Un sistema vascular más fuerte significa que la planta absorberá mucho mejor, y de forma más eficiente, el agua y los nutrientes minerales que necesita, para crecer mucho más resistente y sana.

Mantener el nivel adecuado de magnesio durante todo el ciclo del cultivo es también fundamental. El magnesio es el elemento central de la clorofila, esencial para absorber la energía de la luz y convertirla en glucosa. También activa más de 300 enzimas en las células de las plantas, incluyendo las que transportan los azúcares que le dotan de energía por todo su sistema. La cantidad adecuada de magnesio es muy importante especialmente en los momentos en que más energía necesitan las plantas, como por ejemplo durante la etapa de floración o de mayor crecimiento.

Cuando una planta sufre carencias de estos dos nutrientes, los síntomas pueden verse fácilmente. La falta de calcio se observa en las plantas jóvenes por las  hojas deformadas y con manchas amarillas/marrones, y raíces que no crecen. En el caso de la falta de magnesio, las hojas se tornan amarillas a causa de la falta de clorofila, el pigmento que le da el color verde a las hojas. En los cultivos de interior es bastante frecuente la falta de magnesio, ya que al utilizar potentes lámparas de cultivo, la intensidad de luz es mayor, y las plantas necesitan más magnesio para convertir esta luz en energía útil para su crecimiento.

Suplementos de Calcio y Magnesio para las plantas

calcio y magnesioExisten diferentes complementos de calcio y magnesio para nuestras plantas. Productos que nos permitirán proporcionarles los nutrientes para que crezcan al máximo y más sanas. Estos complementos  de calcio y magnesio pueden derivar de carbonatos, nitratos o sulfatos, y pueden administrarse en productos líquidos, en polvo u orgánicos.

Con los suplementos derivados de los nitratos es importante tener cuidado en las etapas de floración, ya que durante este periodo, un exceso de nitratos puede retrasar la floración o incluso evitarla. Es lo que sucede con los suplementos de calcio y magnesio que se utilizan en concentrados líquidos, derivados de los nitratos.

El calcio y el magnesio en polvo son un 98% solubles en el agua, simplemente deben estar bien diluidos y mezclados antes de proporcionarlo a la planta. Es importante añadirlos al agua antes que cualquier otro fertilizante o aditivo. Estos suplementos llevan también nitratos, pero no en cantidades tan altas como los líquidos.

Los suplementos orgánicos derivan de los carbonatos de calcio y de los carbonatos de magnesio.  Una de las ventajas de utilizar este tipo de suplementos es que no llevan nitratos y no interfieren por lo tanto en la etapa de floración. El lado negativo de utilizar los orgánicos es que el calcio y el magnesio de carbonatos son poco solubles en el agua, y pueden convertir el agua limpia en agua dura, provocando la acumulación de cal en las raíces. Para evitar esta reacción, si decides usar magnesio y calcio orgánicos es importante que lo hagas acompañado siempre de suplementos con aminoácidos.

Dosis de calcio y magnesio en las plantas

No obstante, una dosis excesiva de calcio y magnesio mediante el uso de los suplementos también puede provocar deficiencias en las plantas, como la acumulación de cal que comentábamos, evitando que las raíces pueden absorber los nutrientes (efecto conocido como nutrient Lockout). Por lo que es importante medir bien las cantidades exactas que necesitan nuestras plantas, según fase de cultivo y características.

La saturación de calcio y magnesio sucede cuando añadimos estos suplementos al agua, sin saber las cantidades exactas que contiene. Podemos medir la EC (el conjunto de sales disueltas en el agua) pero no podemos medir la cantidad de calcio y magnesio por separado.

Para simplificar este proceso de cálculo y no arriesgarse a producir una saturación, muchos cultivadores utilizan un sistema de osmosis inversa, ya que les permite empezar a regar con un agua de 0,1, 0,2 o incluso de 0,0. Es decir, un agua pura, libre de sales y minerales, y por lo tanto libre de calcio y magnesio. De esta forma pueden utilizar los suplementos en la cantidad justa que requieren sus plantas. Descubre más sobre los sistemas de osmosis inversa.

Grow it to the Max, with GrowMax Water!

Trucos para regar las plantas en vacaciones

Llegó el verano y con él unas merecidas vacaciones. Es momento de hacer las maletas y poner rumbo a la playa, a la montaña o en definitiva, a cualquier lugar alejado del estrés diario. Pero ¿qué hacemos con las plantas si no las puede regar nadie en nuestra ausencia? No tenemos que preocuparnos por ello, ya que existen algunos trucos para regar las plantas mientras  estamos fuera de vacaciones que las mantendrán hidratadas hasta nuestra vuelta.

De esta forma, evitaremos que las plantas mueran mientras estamos fuera, y  todo el esfuerzo dedicado a lo largo del año para cuidarlas bien no habrá sido en vano. La solución más rápida es pedir a un familiar o vecino que pueda pasarse un par de veces por semana para regarlas, pero lógicamente, no siempre encontramos a ese alguien en Agosto… En el caso de viajes cortos de una semana podemos dejarlas bien preparadas para que durante nuestras vacaciones, puedan aguantar bien sin más agua.  A la vuelta quizás podemos encontrar algunos daños leves, pero fáciles de reparar con los cuidados de siempre.

Preparar las plantas antes de irnos y saber como regar las plantas en vacaciones

Si hemos programado un viaje de no más de una semana, podemos dejarlas sin ningún tipo de sistema de riego. No obstante, debemos seguir algunos pasos antes de coger las maletas. Lo primero que tendremos que hacer antes de irnos es regarlas bien para que mantengan la humedad al máximo durante los siguientes días, pero nunca encharcarlas o dejarlas dentro de una maceta o recipiente lleno de agua en contacto directo con las raíces. Si hacemos esto último, se pudrirán.

Para que estén en mejores condiciones durante nuestra ausencia, debemos colocarlas en un lugar fresco y apartarlas de la exposición directa del sol. De esta forma aprovecharán mejor la humedad del ambiente y no se secarán tanto.  No obstante, si son de interior, el hecho de recibir sombra no significa bajar persianas y dejarlas en la oscuridad, si no en un espacio con luz tenue y un poco de ventilación.

Quitar las hojas secas y ramas en malas condiciones antes de irnos, así como las hojas de mayor tamaño, ayudará también a que retengan mejor la humedad y resistan más durante nuestra ausencia.

Sistemas de riego automatizado para regar las plantas en vacaciones

Si tenemos la suerte de poder alargar nuestras vacaciones fuera de casa durante más días, entonces debemos buscar alternativas de riego para que se mantengan hidratadas. Igualmente, primero debemos dejarlas bien preparadas, siguiendo los consejos anteriores.

apsersorjpgEn el caso de las plantas en jardines o terrazas,  los sistemas de riego automatizados nos serán muy útiles para mantenerlas hidratadas. Mediante aspersores o el riego por goteo con una instalación de tuberías, podremos dejar programado el riego de forma cómoda, y asegurándonos de que todas las plantas recibirán agua. Este un sistema muy cómodo también para regar durante todo el año, ya que nunca nos despistaremos.

Si no disponemos del presupuesto para este tipo de instalaciones, o se trata de plantas en balcones o de interior, existen sistemas caseros para automatizar el riego mientras estamos disfrutando de las vacaciones.

 

Sistemas de autorriego caseros

botellaUno de los trucos más populares es el de la botella. Consiste en crear un sistema de riego gota a gota para que la planta reciba constantemente agua, pero sin encharcarla. En el tapón de la botella realizaremos un agujero lo suficientemente grande como para que puedan caer gotas, llenaremos la botella  y la colocaremos boca abajo, “clavada” en la tierra, para que poco a poco vaya suministrando agua a la planta, y por lo tanto, que se retenga la humedad. Cuanto más grande sea la botella, más tiempo durará.

Pondremos una botella en cada maceta o jardinera para así asegurarnos de que todas nuestras plantas tendrán agua suficiente y seguirán cuidadas.

Otro truco parecido al de la botella pero un poco más sofisticado son los conos de arcilla. Se trata de unos conos dosificadores que se enroscan a la botella y se clavan en la tierra para dosificar el agua. Igual que en el truco anterior, la botella quedará boca abajo, enroscada en el cono, y permitirá que gota a gota caiga el agua y la tierra se vaya humedeciendo. La diferencia al truco casero se encuentra en el material del cono, la cerámica, que con sus cualidades microporosas, garantiza que el agua se dosifique mejor.

Estemos o no en casa, las plantas necesitan agua de calidad

Mediante estos trucos para regar nuestras plantas durante las vacaciones, evitaremos que la falta de agua las pueda dañar. Con el calor y el sol del verano sufren más, por eso no descuidar su riego mientras estamos fuera es importante. No obstante, el agua de calidad, libre de cloro es también fundamental para sus cuidados. Por eso no debemos olvidarnos de utilizar siempre agua limpia, tratada con sistemas de filtración. Estos sistemas también se pueden conectar a nuestra instalación de riego automático.

Ahora ya podemos hacer las maletas y empezar las vacaciones con más tranquilidad, sabiendo que nuestras plantas estarán bien hidratadas aunque no estemos en casa durante unos días.