Filtros de agua para cultivos hidropónicos y el riego de plantas y jardines

10 razones para bajar la EC y eliminar el cloro del agua

Existen varias razones fundamentales para bajar la EC y eliminar el cloro del agua. En este artículo os explicamos las razones principales por las que, si vuestras plantas pudieran hablar, os pedirían agua sin cloro.
agua sin cloro
1- Más alimento para nuestras plantas
Tengamos en cuenta que las plantas pueden llegar a admitir hasta un 1,4 o hasta 2,2 de EC, según tipo y fase del cultivo. Si por ejemplo el agua que usamos tiene una EC de 1,0, solamente podremos añadir nutrientes hasta 0,4 o 1,2 para alcanzar los niveles máximos. Si por lo contrario empezamos con un agua de 0,1, 0,2 o incluso 0,0 EC podremos añadir muchos más nutrientes a nuestros cultivos.
2- Raíces más sanas
Bajando la EC eliminamos las sales que no queremos en el agua. Con esto conseguiremos que nuestras raíces estén sanas, evitando las incrustaciones de cal y otras sales, y así las raíces podrán absorber el 100% los nutrientes añadidos.
3- Protegemos los abonos
Sabemos que los abonos contienen Microorganismos Beneficiosos cuya función es proteger las raíces de las plantas para que estas estén más sanas, limpias y tengan la máxima capacidad de absorción de los nutrientes y fertilizantes. Pero lo que ocurre regando con agua clorada, es que matamos los Microorganismos Beneficiosos presentes en el abono. El cloro, un desinfectante químico, también quema las raíces delicadas.
4- Conseguir un pH equilibrado
Al utilizar un equipo de osmosis para bajar la EC del agua, conseguiremos un pH equilibrado ya que el agua de osmosis tiene un pH de un 6,5 aproximadamente.
5- Evitaremos un “Nutrient Lockout”
Con una EC alta el agua puede tener altas cantidades de sales minerales duras, conocidas como la cal. Una alta cantidad de estos minerales, junto con las dosis de nutrientes que añadimos pueden saturar o bloquear las raíces, evitando que estas absorban los nutrientes necesarios. Este efecto es conocido como un “Nutrient Lockout”.
6- Protegemos extractos de microorganismos
En el caso de que tengamos que utilizar Extractos de Microorganismos (por ejemplo Bacillus Thuringiensis para matar gusanos, o Oidio Prot para eliminar el Oidio de las hojas, etc.), no tendrá ningún sentido si regamos con  agua clorada, ya que el cloro matará estos microorganismos que acabamos de comprar.
7- Evitaremos problemas en el cultivo 
Algunas veces encontramos problemas con los cultivos que no sabemos de  donde vienen (hojas amarillas, puntas quemadas, no crecen, etc.). Los cultivadores profesionales nos aseguran que empezando con una EC baja en el agua, evitaremos muchos problemas ya que sabremos exactamente que nutrientes y en que cantidades están recibiendo nuestras plantas.
8- Conseguir máxima efectividad de nuestros nutrientes 
Al empezar con una agua pura, nuestras plantas no absorberán ningún elemento no deseado que puede estar presente en el agua, consiguiendo así el 100% de efectividad de los nutrientes y fertilizantes utilizados.
9- Agua pura es la base del cultivo
Así como la base de una casa son los cimientos, la base de cualquier cultivo es empezar con un agua pura  para tener una buena base de crecimiento. Sabiendo que empezamos con un agua limpia, sin cloro, y con una EC baja, es la mejor manera de ayudar a nuestras plantas a crecer a su máximo potencial.
10- Agua de calidad para nosotros y para nuestras plantas 
Por último, una simple pregunta. Si para nuestro propio consumo preferimos un agua de calidad, libre de cloro o embotellada ¿por qué no querríamos dar la misma calidad de agua a nuestras plantas? ¡Ellas también merecen agua de calidad!

Deja un comentario