Filtros de agua para cultivos hidropónicos y el riego de plantas y jardines

10 razones para bajar la EC y eliminar el cloro del agua

Existen varias razones fundamentales para bajar la EC y eliminar el cloro del agua. En este artículo os explicamos las razones principales por las que, si vuestras plantas pudieran hablar, os pedirían agua sin cloro.
agua sin cloro
1- Más alimento para nuestras plantas
Tengamos en cuenta que las plantas pueden llegar a admitir hasta un 1,4 o hasta 2,2 de EC, según tipo y fase del cultivo. Si por ejemplo el agua que usamos tiene una EC de 1,0, solamente podremos añadir nutrientes hasta 0,4 o 1,2 para alcanzar los niveles máximos. Si por lo contrario empezamos con un agua de 0,1, 0,2 o incluso 0,0 EC podremos añadir muchos más nutrientes a nuestros cultivos.
2- Raíces más sanas
Bajando la EC eliminamos las sales que no queremos en el agua. Con esto conseguiremos que nuestras raíces estén sanas, evitando las incrustaciones de cal y otras sales, y así las raíces podrán absorber el 100% los nutrientes añadidos.
3- Protegemos los abonos
Sabemos que los abonos contienen Microorganismos Beneficiosos cuya función es proteger las raíces de las plantas para que estas estén más sanas, limpias y tengan la máxima capacidad de absorción de los nutrientes y fertilizantes. Pero lo que ocurre regando con agua clorada, es que matamos los Microorganismos Beneficiosos presentes en el abono. El cloro, un desinfectante químico, también quema las raíces delicadas.
4- Conseguir un pH equilibrado
Al utilizar un equipo de osmosis para bajar la EC del agua, conseguiremos un pH equilibrado ya que el agua de osmosis tiene un pH de un 6,5 aproximadamente.
5- Evitaremos un “Nutrient Lockout”
Con una EC alta el agua puede tener altas cantidades de sales minerales duras, conocidas como la cal. Una alta cantidad de estos minerales, junto con las dosis de nutrientes que añadimos pueden saturar o bloquear las raíces, evitando que estas absorban los nutrientes necesarios. Este efecto es conocido como un “Nutrient Lockout”.
6- Protegemos extractos de microorganismos
En el caso de que tengamos que utilizar Extractos de Microorganismos (por ejemplo Bacillus Thuringiensis para matar gusanos, o Oidio Prot para eliminar el Oidio de las hojas, etc.), no tendrá ningún sentido si regamos con  agua clorada, ya que el cloro matará estos microorganismos que acabamos de comprar.
7- Evitaremos problemas en el cultivo 
Algunas veces encontramos problemas con los cultivos que no sabemos de  donde vienen (hojas amarillas, puntas quemadas, no crecen, etc.). Los cultivadores profesionales nos aseguran que empezando con una EC baja en el agua, evitaremos muchos problemas ya que sabremos exactamente que nutrientes y en que cantidades están recibiendo nuestras plantas.
8- Conseguir máxima efectividad de nuestros nutrientes 
Al empezar con una agua pura, nuestras plantas no absorberán ningún elemento no deseado que puede estar presente en el agua, consiguiendo así el 100% de efectividad de los nutrientes y fertilizantes utilizados.
9- Agua pura es la base del cultivo
Así como la base de una casa son los cimientos, la base de cualquier cultivo es empezar con un agua pura  para tener una buena base de crecimiento. Sabiendo que empezamos con un agua limpia, sin cloro, y con una EC baja, es la mejor manera de ayudar a nuestras plantas a crecer a su máximo potencial.
10- Agua de calidad para nosotros y para nuestras plantas 
Por último, una simple pregunta. Si para nuestro propio consumo preferimos un agua de calidad, libre de cloro o embotellada ¿por qué no querríamos dar la misma calidad de agua a nuestras plantas? ¡Ellas también merecen agua de calidad!

Consecuencias de regar con agua dura

Regar con agua dura no es recomendable, ya que tiene consecuencias muy negativas sobre las plantas. Si queremos que nuestro cultivo crezca sano y al máximo de sus posibilidades, es importante hacerlo con agua pura y de calidad

¿Qué es un agua dura?

Es aquella que tiene una alta cantidad de sales, sobre todo de calcio y magnesio, o lo que todos conocemos como la CAL. La formación de la CAL es un problema para las plantas y sus raíces. El Fosfato de Calcio, del que están hechos nuestros huesos, no es soluble en el agua. El Fosfato de Calcio a menudo se precipita de las soluciones nutrientes en forma de Cal. Cuando se forman incrustaciones de cal en las raíces de las plantas, estas no pueden absorber los nutrientes como calcio, magnesio, fósforo y otras sales que añadimos a nuestros abonos.

Además, si el agua es excesivamente dura, o un análisis muestra niveles tóxicos de elementos como sodio, boro, nitritos o nitratos, el agua debería ser filtrada por un sistema de osmosis inversa. 

Osmosis inversa para reducir la dureza del agua

Cuando usamos nuestro medidor de EC sabemos la cantidad de sales disueltas en el agua, pero en un agua dura, no sabemos en qué niveles están cada una de ellas.

Sin embargo, la mayoría de los cultivadores prefieren simplificar el proceso y obtener un agua limpia y pura utilizando un sistema de Osmosis Inversa, para eliminar hasta el 95% de los minerales en el agua. Por lo tanto, si utilizas agua de osmosis todos los elementos esenciales que le des a tus plantas, serán los que vienen de los nutrientes y fertilizantes que usas, y no del agua del grifo, creando así un perfecto equilibrio para el crecimiento de tus plantas. 

También se recomienda utilizar un sistema de osmosis si hay un descalcificador instalado.  Estos no eliminan el calcio y magnesio, sino que los convierten en Sodio, a veces a niveles tóxicos. Si el sodio supera los 50 ppm, las plantas no podrán llegar a su potencial genético.

El agua de osmosis inversa también es perfecta para añadir a tu depósito y reemplazar el agua perdida por la evaporación, sin añadir minerales no deseados presentes en el agua de grifo. Los expertos saben que si un análisis demuestra un solo elemento acercando niveles tóxicos, un equipo de Osmosis Inversa es imprescindible.

CAL INCRUSTADA DENTRO DE

Cómo bajar la EC del agua

Cultivadores de todo el mundo ya conocen la Osmosis Inversa  y la necesidad  de bajar la EC del agua para conseguir agua pura, sin contaminantes para sus plantas. Da igual si cultivamos en tierra, sistemas hidropónicos o los tradicionales abonos, el agua que le damos a nuestras plantas es una parte muy importante del cultivo.

Sabemos que el Cloro puede quemar las raíces de las plantas y también el cloro mata los Microorganismos Beneficiosos presentes en nuestros abonos. El Cloro se puede eliminar utilizando sistemas de filtración con Carbón Activado en Bloque.

Osmosis inversa para bajar la EC del agua

Sin embargo, una EC alta  también puede ser un problema. EC es la medida del conjunto de sales minerales disueltas que contiene tu agua. Demasiado calcio y magnesio (dureza) en tu agua puede causar un “Nutrient Lock Out”, lo que significa, que las raíces están saturadas y no pueden absorber los nutrientes necesarios. Otros contaminantes disueltos como el Plomo, Cadmio, Boro, Arsénico y otros metales pesados también pueden ser tóxicos para tus plantas (igual que para el cuerpo humano).

La única manera de eliminar los Sólidos Disueltos y bajar tu EC es con un Sistema de Osmosis Inversa. GrowMax Water ha diseñado una gama completa de Equipos de Osmosis Inversa para cultivos, con producciones altas y fáciles de instalar sea en interior o exterior. Estos sistemas reducirán hasta un 95% de las sales disueltas en tu agua, bajando la EC además de eliminar el cloro. Usar agua pura nos permite tener un punto de partida perfecto a la hora de añadir y mezclar los nutrientes esenciales para tus plantas.

 

FILTROS DE OSMOSIS INVERSA DESDE HASTA 20 L/H HASTA 3000 L/D

     5-POWER-GROW MEGA-GROW-1000 7-GROWMAX-3000 8-MAXQUARIUM-000-PPM

GROW IT TO THE MAX, WITH GROWMAX WATER!