Filtros de agua para cultivos hidropónicos y el riego de plantas y jardines

Microorganismos beneficiosos en las plantas

Los microorganismos beneficiosos son una parte fundamental del suelo y de la alimentación de las plantas, y la esencia de los abonos orgánicos. Pero existe un enemigo para ellos: el cloro.

Estos diminutos organismos son especialmente importantes en el mantenimiento del ciclo de regeneración y nutrición del suelo. Su tamaño no debe engañarnos, ya que influyen directamente en la alimentación de las plantas, transformando los minerales de la tierra en comestibles para ellas. Además, los microorganismos beneficiosos del suelo no se encuentran sólo en los bosques o jardines, sino también en los sustratos, tierras y abonos que utilizamos para nuestras macetas y cultivos en casa.

Bacterias y hongos en las plantas: beneficio mutuo

Dos tipos de microorganismos beneficiosos del suelo son las bacterias y hongos, que crecen cerca de las plantas para poder alimentarse de la materia verde de éstas, al mismo tiempo que ayudan a las plantas a conseguir el alimento que necesitan. En definitiva, se benefician mutuamente.

efectos microorganismos beneficiosos plantasLas bacterias son la forma de vida más primitiva del planeta, y su forma puede dividirse en tres categorías: esférica, en barra o espiral. Junto con los hongos, son los principales descomponedores de materia orgánica, por eso tienen un papel tan destacado en el ciclo del suelo. Y es que cuando las bacterias descomponen la materia orgánica de la tierra para alimentarse, ingieren componentes de carbono orgánico, nitrógeno y otros nutrientes. Cuando la bacteria muere, estos nutrientes se quedan en la tierra y se convierten en elementos asimilables para las plantas. Es el proceso que se conoce como mineralización.

Otro ejemplo de microorganismo beneficioso son las micorrizas, un tipo de hongo que los cultivadores incluyen en los abonos para proteger las raíces de las plantas frente a posibles enfermedades y para garantizar una mejor absorción de nutrientes. De forma natural, las micorrizas y las plantas mantienen una relación de simbiosis, ya que se benefician mutuamente para conseguir alimento.

Además de influir en la alimentación de las plantas, los microorganismos beneficiosos se utilizan también para acabar con determinadas plagas. Mediante los llamados Extractos de Microorganismos, como Bacillus Thuringiensis para matar gusanos, o Oidio Prot para eliminar el Oidio de las hojas, los cultivadores protegen a las plantas de diversas patologías.

 

Abonos orgánicos y microorganismos beneficiosos

Los cultivadores conocen la importancia de los nutrientes para las plantas. Un sustrato rico en nutrientes asimilables por ellas y que estimule su crecimiento es básico, por eso utilizan los abonos o fertilizantes de calidad.

Los microorganismos beneficiosos son una parte fundamental de los abonos orgánicos. Estos compuestos ayudan a mejorar el sustrato, enriqueciéndolo, y aumentan la acción de los microorganismos beneficiosos, que transformarán mejor y más rápido la materia orgánica en elementos comestibles para las raíces de las plantas.

Cloro, el enemigo

No obstante, a pesar de los beneficios que comportan estos microorganismos del suelo, existe un enemigo para ellos… El cloro, y especialmente en verano, cuando a las redes de agua municipales se añade más cloro para contrarrestar los efectos del calor. Y es que con el calor aumenta la posibilidad de proliferación de virus y bacterias en el agua, y para eliminarlas, el cloro es el químico más efectivo.

De igual manera que el cloro elimina las bacterias del agua que podrían afectar al cuerpo humano, regar con agua clorada también puede matar a los microorganismos beneficiosos que conviven con la planta, y que encontramos en cualquier suelo en el que cultivemos, ya sea en maceta o tierra.

Por ello, la mejor forma de proteger los efectos de los microorganismos beneficiosos en nuestras plantas es eliminando el cloro del agua. Además evitaremos que éste queme las raíces y protegeremos los abonos.

Para conseguir un agua sin cloro, se utilizan los cartuchos de carbón activado en bloque de alta capacidad, los cuales están incorporados en todos nuestros sistemas de tratamiento de agua, diseñados exclusivamente para hidroponía y jardinería.

Ahora que conoces mejor los efectos de los microorganismos beneficiosos ¿seguirás regando con cloro?

10 razones para bajar la EC y eliminar el cloro del agua

Existen varias razones fundamentales para bajar la EC y eliminar el cloro del agua. En este artículo os explicamos las razones principales por las que, si vuestras plantas pudieran hablar, os pedirían agua sin cloro.
agua sin cloro
1- Más alimento para nuestras plantas
Tengamos en cuenta que las plantas pueden llegar a admitir hasta un 1,4 o hasta 2,2 de EC, según tipo y fase del cultivo. Si por ejemplo el agua que usamos tiene una EC de 1,0, solamente podremos añadir nutrientes hasta 0,4 o 1,2 para alcanzar los niveles máximos. Si por lo contrario empezamos con un agua de 0,1, 0,2 o incluso 0,0 EC podremos añadir muchos más nutrientes a nuestros cultivos.
2- Raíces más sanas
Bajando la EC eliminamos las sales que no queremos en el agua. Con esto conseguiremos que nuestras raíces estén sanas, evitando las incrustaciones de cal y otras sales, y así las raíces podrán absorber el 100% los nutrientes añadidos.
3- Protegemos los abonos
Sabemos que los abonos contienen Microorganismos Beneficiosos cuya función es proteger las raíces de las plantas para que estas estén más sanas, limpias y tengan la máxima capacidad de absorción de los nutrientes y fertilizantes. Pero lo que ocurre regando con agua clorada, es que matamos los Microorganismos Beneficiosos presentes en el abono. El cloro, un desinfectante químico, también quema las raíces delicadas.
4- Conseguir un pH equilibrado
Al utilizar un equipo de osmosis para bajar la EC del agua, conseguiremos un pH equilibrado ya que el agua de osmosis tiene un pH de un 6,5 aproximadamente.
5- Evitaremos un “Nutrient Lockout”
Con una EC alta el agua puede tener altas cantidades de sales minerales duras, conocidas como la cal. Una alta cantidad de estos minerales, junto con las dosis de nutrientes que añadimos pueden saturar o bloquear las raíces, evitando que estas absorban los nutrientes necesarios. Este efecto es conocido como un “Nutrient Lockout”.
6- Protegemos extractos de microorganismos
En el caso de que tengamos que utilizar Extractos de Microorganismos (por ejemplo Bacillus Thuringiensis para matar gusanos, o Oidio Prot para eliminar el Oidio de las hojas, etc.), no tendrá ningún sentido si regamos con  agua clorada, ya que el cloro matará estos microorganismos que acabamos de comprar.
7- Evitaremos problemas en el cultivo 
Algunas veces encontramos problemas con los cultivos que no sabemos de  donde vienen (hojas amarillas, puntas quemadas, no crecen, etc.). Los cultivadores profesionales nos aseguran que empezando con una EC baja en el agua, evitaremos muchos problemas ya que sabremos exactamente que nutrientes y en que cantidades están recibiendo nuestras plantas.
8- Conseguir máxima efectividad de nuestros nutrientes 
Al empezar con una agua pura, nuestras plantas no absorberán ningún elemento no deseado que puede estar presente en el agua, consiguiendo así el 100% de efectividad de los nutrientes y fertilizantes utilizados.
9- Agua pura es la base del cultivo
Así como la base de una casa son los cimientos, la base de cualquier cultivo es empezar con un agua pura  para tener una buena base de crecimiento. Sabiendo que empezamos con un agua limpia, sin cloro, y con una EC baja, es la mejor manera de ayudar a nuestras plantas a crecer a su máximo potencial.
10- Agua de calidad para nosotros y para nuestras plantas 
Por último, una simple pregunta. Si para nuestro propio consumo preferimos un agua de calidad, libre de cloro o embotellada ¿por qué no querríamos dar la misma calidad de agua a nuestras plantas? ¡Ellas también merecen agua de calidad!

Cómo bajar la EC del agua

Cultivadores de todo el mundo ya conocen la Osmosis Inversa  y la necesidad  de bajar la EC del agua para conseguir agua pura, sin contaminantes para sus plantas. Da igual si cultivamos en tierra, sistemas hidropónicos o los tradicionales abonos, el agua que le damos a nuestras plantas es una parte muy importante del cultivo.

Sabemos que el Cloro puede quemar las raíces de las plantas y también el cloro mata los Microorganismos Beneficiosos presentes en nuestros abonos. El Cloro se puede eliminar utilizando sistemas de filtración con Carbón Activado en Bloque.

Osmosis inversa para bajar la EC del agua

Sin embargo, una EC alta  también puede ser un problema. EC es la medida del conjunto de sales minerales disueltas que contiene tu agua. Demasiado calcio y magnesio (dureza) en tu agua puede causar un “Nutrient Lock Out”, lo que significa, que las raíces están saturadas y no pueden absorber los nutrientes necesarios. Otros contaminantes disueltos como el Plomo, Cadmio, Boro, Arsénico y otros metales pesados también pueden ser tóxicos para tus plantas (igual que para el cuerpo humano).

La única manera de eliminar los Sólidos Disueltos y bajar tu EC es con un Sistema de Osmosis Inversa. GrowMax Water ha diseñado una gama completa de Equipos de Osmosis Inversa para cultivos, con producciones altas y fáciles de instalar sea en interior o exterior. Estos sistemas reducirán hasta un 95% de las sales disueltas en tu agua, bajando la EC además de eliminar el cloro. Usar agua pura nos permite tener un punto de partida perfecto a la hora de añadir y mezclar los nutrientes esenciales para tus plantas.

 

FILTROS DE OSMOSIS INVERSA DESDE HASTA 20 L/H HASTA 3000 L/D

     5-POWER-GROW MEGA-GROW-1000 7-GROWMAX-3000 8-MAXQUARIUM-000-PPM

GROW IT TO THE MAX, WITH GROWMAX WATER!

Eliminar el cloro del agua con Sistemas de Filtración

Los sistemas de filtración de agua permiten eliminar el cloro y conseguir un agua más pura y de mejor calidad para tus cultivos y plantas, pues no todas las aguas son iguales.

Agua de calidad

Los sistemas de filtración proporcionan un agua de mejor calidad

¿Por qué eliminar el cloro del agua antes de regar?

Todos sabemos que utilizar un agua de calidad es importante para cultivar y cuidar nuestros jardines. Pero para empezar, no toda el agua tiene la misma calidad. Algunas aguas tienen un EC alta, otras tienen alto contenido en hierro y magnesio, y otras aguas pueden incluso a contener bacterias (aguas de pozo). Eso sí, todas las aguas municipales contienen Cloro.

El Cloro es un químico utilizado por los municipios para matar posibles bacterias en el agua, y asegurar que el agua es potable y segura para beber. Aunque, como el cloro es un químico debería ser eliminado antes de beber. Es lo mismo que para tus plantas y jardines. El Cloro mata las Bacterias Beneficiosas de tu abono y quema las raíces de tus plantas, limitando la absorción de los nutrientes vitales y esenciales que les das a tus plantas, reduciendo su crecimiento.

Nadie bebe agua de su piscina ni riegan sus plantas o jardín con agua de su piscina. Definitivamente, deberías eliminar el cloro del agua que le das a tus plantas!

Sistemas de filtración de agua

Si la EC de tu agua es razonablemente baja y no contiene otros contaminantes problemáticos, entonces un sistema de filtración es una simple y económica solución para eliminar el cloro, un contaminante químico en tu agua.

Mira la Línea de Filtros GrowMax Water con nuestros GREEN CARBON BLOCK FILTERS de alta capacidad, que eliminarán hasta el 99,99% del cloro presente en tu agua:

Aquí os mostramos una instalación de un FILTRO SUPER GROW de 800 L/h, en un cultivo de fresas. Unas fresas más sanas, saludables y sabrosas!

IMG_20140519_192818_ItalyGreen house strawberries with Autopot Systems Italy

GROW IT TO THE MAX, WITH GROWMAX WATER!