Filtros de agua para cultivos hidropónicos y el riego de plantas y jardines

La calidad del agua en el cultivo de exterior

Abril es el mes ideal para empezar el cultivo de exterior, y cómo regarlo es un factor importante. En España, el clima empieza a ser más caluroso, las noches frías disminuyen, aumentan las horas de sol… Factores que convierten a esta época en la mejor para empezar a cultivar en el exterior. Pero ¿qué calidad de agua vas a usar para regar?

Cultivo exterior con la llegada del buen tiempo

Cultivo exterior con la llegada del buen tiempo

A menudo, en la preparación de las herramientas adecuadas para el cultivo, nos olvidamos de la importancia y de la calidad de un elemento fundamental: el agua. Este elemento es la base del crecimiento, y aunque las condiciones atmosféricas sean ahora las más favorables para cultivar, sin un sistema de filtración que le otorgue una buena calidad al agua, las plantas no proliferarán como nos gustaría. Pues no todas las aguas son iguales…

Controlar los niveles de EC y de cloro
Según la zona en la que vivas, tu agua tendrá una EC más elevada. Una cantidad alta de minerales, es decir, una EC alta, o metales pesados en el agua, pueden bloquear la absorción de nutrientes que necesitan las raíces. Cuando esto sucede, da igual la calidad de los nutrientes que utilices para las plantas, porque debido a la mala calidad del agua, éstas no los podrán absorber. Como consecuencia, nuestras plantas mostrarán carencias.

Por otro lado, durante los meses de más calor, los Ayuntamientos añaden más cloro a la red de agua para evitar la proliferación de virus y bacterias. Durante esta época, el agua contiene más cloro, que quemará antes las raíces y matará las bacterias beneficiosas de los abonos. 

Para prevenir estos problemas y garantizar un agua de calidad, existen los sistemas de filtración de agua, que eliminan hasta un 99% el cloro, protegiendo así las plantas de este químico. Si además el agua de tu zona es muy dura, y tiene una EC elevada, con los sistemas de osmosis inversa conseguirás eliminar hasta un 95% de las sales y metales pesados, y hasta un 99% de cloro. De esta forma, podrás añadir los nutrientes necesarios que requieren tus plantas, lo que se traduce en mayor salud y rendimiento.

Así que recuerda, si vas a empezar el cultivo de exterior con la llegada del buen tiempo, ten en cuenta la calidad del agua con la que vas a regar. Utilizar sistemas de filtración o de osmosis inversa pueden ayudarte a conseguir los mejores resultados.

GROW IT TO THE MAX, WITH GROWMAX WATER!

Cómo eliminar el cloro del agua para proteger las plantas

Existen sistemas para eliminar el cloro del agua que garantizarán un agua de calidad para regar tus cultivos. Y es que el cloro es un verdadero enemigo para nuestras plantas.

Todas las aguas de red contienen cloro, un desinfectante químico o como muchos cultivadores dicen, “lejía” que ataca directamente a nuestros cultivos. Lo sabemos porque muchos de nosotros lo apreciamos cuando olemos el agua de casa o simplemente porque compramos agua de botella, porque la del grifo es imbebible. Entonces la pregunta es: si no queremos beber agua del grifo ¿por qué se la damos a nuestras plantas?

Ahora más que nunca, en verano, los ayuntamientos añaden una cantidad superior de Cloro al agua, para combatir virus y bacterias en el agua de red, debido a las altas temperaturas que sufrimos.

Consecuencias del cloro en las plantas

Hablemos de como afecta el Cloro a nuestros cultivos. Sabemos que los abonos contienen Microorganismos Beneficiosos cuya función es proteger las raíces de las plantas para que estas estén más sanas, limpias y tengan la máxima capacidad de absorción de los nutrientes y fertilizantes que le damos a nuestras plantas. Pero lo que ocurre cuando regamos con agua clorada, es que matamos los Microorganismos Beneficiosos presentes en el abono. Al mismo tiempo el cloro, un contaminante químico, quema las raíces delicadas evitando que estas absorban los nutrientes esenciales.

Si además compramos productos que contienen Bacterias Beneficiosas para añadir al abono, por supuesto no tiene ningún sentido regar con agua clorada.

Eliminar el cloro del agua mediante filtración

La mejor manera para eliminar el Cloro es filtrando el agua por un cartucho de Carbón Activado o mejor todavía, un cartucho de carbón en bloque de buena calidad. Además el Carbón Activado en bloque también reduce o elimina Contaminantes Químicos como Gases, Aceites, Herbicidas, Pesticidas y otros Contaminantes Orgánicos Volátiles (VOC’s).

GrowMax Water ha desarrollado una línea de sistemas de filtración con Filtros de Carbón en bloque ecológicos y alta capacidad, junto con Filtros de Sedimentos de 5 micras para reducir sólidos en suspensión y al mismo tiempo proteger el carbón. Los Sistemas Filtración proporcionan caudales desde 240 L/h hasta 2.000 L/h. Los Sistemas de Osmosis Inversa de GrowMax, también eliminan el cloro, así como reducen la EC.

Respondiendo a la pregunta inicial ¡definitivamente NO debemos regar nuestras plantas con agua del grifo!

 

FILTROS DE AGUA

 1--ECO-GROW Garden Grow Super GrowPro Grow

GROW IT TO THE MAX, WITH GROWMAX WATER!