Filtros de agua para cultivos hidropónicos y el riego de plantas y jardines

¿Estás listo para una nueva temporada de cultivo de interior?

Llega el otoño y damos la bienvenida a una nueva temporada de cultivo de interior. Es el momento de preparar nuestro espacio de cultivo y de repasar todos los accesorios imprescindibles para conseguir los mejores resultados. El primer accesorio que no debe faltar en la instalación es un sistema de Filtración u Osmosis Inversa, para obtener la mejor calidad del agua.

Así como la base para construir una casa estable son los cimientos, un agua de calidad, pura y limpia es la base de un buen crecimiento del cultivo. Un agua con una EC baja y sin cloro es la mejor manera de ayudar a nuestras plantas a crecer a su máximo potencial. Así como tenemos en cuenta los nutrientes o fertilizantes que vamos a utilizar, preparar el agua con la que vamos a regar el cultivo de interior también es importante a la hora de ponerlo en marcha.

Controlar la calidad del agua en los cultivos de interior

Y es que en el cultivo de interior podemos controlar las horas de luz, la temperatura o la humedad del espacio según las necesidades de nuestras plantas, así como controlar la calidad de agua con las que vamos a regar. Para ello no pueden faltar en nuestro espacio de cultivo varios accesorios indispensables: el medidor de EC (Electro Conductividad), con el que podremos medir la cantidad de sales disueltas en el agua (aunque no las cantidades exactas de cada una de estas sales) y un medidor de pH, muy importante para controlar los niveles de éste.

osmosis inversa en cultivo de interiorEstos accesorios de control y tratamiento del agua son de gran ayuda para el cultivo, ya que no todas las aguas son iguales. Dependiendo de la cantidad de sales minerales disueltas que tenga tu agua de grifo, tendremos un agua blanda (EC baja) o un agua dura (EC alta). Ésta última se caracteriza por tener una cantidad elevada de sales disueltas en el agua, que influirán directamente en la cantidad de nutrientes que necesitamos añadir al agua con la que regaremos:

-Tengamos en cuenta que las plantas pueden llegar a admitir hasta un 1,4 o hasta 2,2 de EC, según su genética y fase del cultivo. Cuanto más elevada sea la EC del agua, menos nutrientes podremos añadir al cultivo. Aquí un ejemplo:

“Si el agua con la que regamos tiene una EC de 1,0 solamente podremos añadir nutrientes hasta 0,4 o 1,2 para alcanzar los niveles máximos. Si empezamos con un agua pura de 0,1 o 0,2 o incluso 0,0 EC, podremos añadir a las plantas la cantidad exacta de nutrientes que necesitan”.

-Con una EC elevada, el agua contiene elevados niveles de calcio, que provocará la acumulación de cal en las raíces, disminuyendo su capacidad de absorción.

-Si regamos con agua dura y añadimos más nutrientes a nuestros abonos, podemos provocar un exceso de nutrientes, conocido como un nutrient lockout, que influirá directamente en el crecimiento de las plantas.

 Los sistemas de osmosis inversa, eliminan hasta un 95% de las sales disueltas bajando la EC y consiguiendo así un agua pura. También eliminan metales pesados y el cloro en un 99%. Además conseguiremos un pH equilibrado, ya que el agua osmotizada tiene un pH de entre un 6 y 6,5.

Con un sistema de osmosis inversa conseguirás el agua pura y de calidad que llevará al máximo tu cultivo de interior.

Si por el contrario la calidad de agua que recibes en tu grifo no tiene una EC elevada, el cloro será nuestro peor enemigo ya que, como todos sabemos, es un químico que ataca directamente a las raíces, quemándolas, y mata a los micro organismos beneficiosos que viven en nuestros abonos.

Los Sistemas de Filtración son la solución para eliminar el cloro en un 99% y limpiar el agua de todos los sedimentos que ésta arrastra. Además también eliminaremos posibles Herbicidas, Pesticidas y Contaminantes Volátiles del agua.

En resumen, si estás preparando los accesorios imprescindibles para tu cultivo de interior, no puede faltar un sistema de tratamiento de agua. Junto con el medidor de EC y de pH, conseguirás la calidad de agua que necesitan tus plantas.

¡Lleva al MAXIMO tu cultivo de interior con GrowMax Water!

Importancia de la presión de agua en los sistemas de osmosis inversa

Cuando instalemos un equipo de osmosis inversa, lo primero que debemos tener en cuenta es la presión de agua que tenemos en nuestro grifo.

Según las recomendaciones de los fabricantes de membranas para equipos de osmosis, la presión mínima requerida para un buen funcionamiento del equipo es de 3 kg/cm2 o 45 psi.

Osmosis inversa y presión de agua

Con una buena presión de agua (más de 3 kg/cm2), los sistemas de osmosis trabajan de manera óptima, produciendo una buena cantidad de agua (según capacidad de la membrana) y desechando menos al desagüe. Con una buena presión también conseguiremos la mejor calidad de agua que pueda fabricar el equipo.

De lo contrario, trabajar con con una baja presión de agua (menos de 3 kg/cm2) causa problemas: el equipo no producirá una correcta cantidad de agua y aumentará el rechazo al desagüe. La calidad del agua osmotizada tampoco será la mejor que podamos obtener.

4 kg/cm, una presión óptima de trabajo

4 kg/cm, una presión óptima de trabajo

Por esto, todos los sistemas de osmosis GrowMax Water incluyen un manómetro de presión de agua. Este está situado después de los filtros de sedimentos y carbón activo y antes de la membrana. De esta manera, podremos ver la presión de agua que le llega a la membrana cuando instalemos el equipo de osmosis. También está instalado en esta posición para saber si hay algún filtro obstruido y disminuye la presión del agua a la entrada de la membrana.

Cómo potenciar al máximo nuestro equipo de osmosis inversa

Una vez instalado el equipo de osmosis y en el caso de que la aguja del manómetro esté por debajo de 3 kg/cm2 o 45 psi, deberemos instalar el Kit de Bomba de Presión para osmosis inversa. De esta forma, conseguiremos que nuestro equipo trabaje en las mejores condiciones.

GrowMax Water dispone de dos modelos de Kit de Bomba de Presión. Uno para los equipos de osmosis con una sola membrana (Power Grow y Maxquarium) y otro que suministra un mayor caudal de agua para el modelo (Mega Grow), que incluye dos membranas.

Debéis tener en cuenta que la presión de agua es muy importante a la hora de utilizar un equipo de Osmosis Inversa, ya que una buena presión de agua es la base para el buen funcionamiento del equipo. Podéis resolver dudas sobre la presión de vuestro equipo contactando con nosotros a través de nuestra página web.